SUGERENCIAS:

  1. Siente las bases organizativas para la Industria 4.0. Defina las responsabilidades y cree equipos interdisciplinarios en torno a la Industria 4.0. El intercambio interdepartamental no solo tiene sentido en lo relativo a la creatividad, sino que además fomenta la aceptación en los departamentos de la implementación fi nal de los proyectos.

  2. No se embarque en la digitalización solo para ser digital. Defina en su empresa los campos de acción en los que la Industria 4.0 pueda aportar un valor añadido. Se trata de mejorar los objetivos actuales de la empresa mediante tecnologías y procesos innovadores. Impulse proyectos en estas áreas y tenga presente: ¡start small, think big and scale fast!

  3. Acabe con los silos de datos de los departamentos. La cantidad y variedad de datos va a aumentar vertiginosamente con la Industria 4.0. Una cooperación sin fi suras basada en información y documentos digitales va a ser cada vez más decisiva. Hacer realidad la generalización de la digitalización va a ser, por tanto, esencial para elevar a un nuevo nivel la coordinación a lo largo del proceso de creación de valor.

  4. No engañe a sus empleados. Es necesario que el personal siga formándose y perfeccionándose para que siga siendo un centro de producción competitivo. Fomente el know-how sobre digitalización entre la plantilla mediante medidas de desarrollo específicas. Promueva un proceso de intercambio entre los compañeros jóvenes y aquellos algo más mayores, que pueden aportar experiencias muy distintas.

  5. Compagine innovación y seguridad. Entonces, los riesgos se verán recompensados. Establezca desde un principio medidas para garantizar la seguridad de los datos en sus proyectos de Industria 4.0. Plantéese conceptos como «security by design», «whitelisting» o «trusted computing» y sensibilice a los usuarios acerca de los riesgos emergentes.

1

La transformación digital abarca todos los sectores. Las empresas del sector industrial se han cerrado a este proceso de cambio durante demasiado tiempo. Sin embargo, se está propagando una sensación de cambio en la industria que la está despertando de su letargo. Ha llegado el momento de recuperar el terreno perdido. Y es que una cosa está clara: las empresas tienen que actuar ahora si quieren tener éxito más adelante y que sus competidores nos las dejen atrás.

El pasado año cada vez más empresas pioneras demostraron lo que la Industria 4.0 puede ser posible. Pero el proceso de transformación tampoco ha finalizado para ellas: la reducción de los costes de producción, una mejor orientación al cliente y una mayor automatización siguen impulsando iniciativas de digitalización. La dinámica innovadora es vertiginosa y solo quienes dan un paso adelante, no se quedan atrás.

La Industria 4.0 no solo va a implicar una planta de producción interconectada e inteligente, sino que también va a modificar fundamentalmente la cooperación a lo largo de todo el proceso de creación de valor. El potencial de optimización es enorme: en casi una de cada dos empresas se pierde información a lo largo de la cadena de creación de valor. Hacer realidad la generalización de la digitalización influirá, por tanto, perceptiblemente en el “time to market” y la facturación.
A pesar de los vientos de cambio que se percibe en el ambiente, no hay que perder de vista los riesgos. Estos afectan sobre todo a la protección y la seguridad de los datos. La digitalización tiene que ir vinculada a conceptos de seguridad vanguardistas. Los departamentos informáticos deben volcar su experiencia en la TI de la planta de producción y garantizar, junto con sus compañeros, la robustez de las soluciones.

Los próximos meses y años van a traer interesantes cambios y oportunidades para las empresas industriales. Pero, entre tantas nuevas tecnologías, procesos y modelos de negocio, no hay que perder de vista un factor central: el ser humano. En estos momentos, la Industria 4.0 no es una destructora de puestos de trabajo, de hecho, ocurre lo contrario. No obstante, involucrar a los empleados en este proceso de cambio va a suponer un desafío igual o mayor que la implementación tecnológica de Industria 4.0.

 

Izaskun Larrea Manzarbeitia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s